Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo | 16 abril 2024.

  • Actividades
  • Cursos de Verano El Escorial
  • Archivo

No hay futuro sin tomar en cuenta el presente que tenemos

    Esta mañana ha tenido lugar en El Escorial la sesión inaugural del Curso de Verano de la Universidad Complutense Pasado, presente y futuro democrático en España, organizado por la Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo y la Fundación Abogados de Atocha.

    17/07/2013.
    De izquierda a derecha Naranjo, López, Ruiz-Huerta, Saborido y Cedrún

    De izquierda a derecha Naranjo, López, Ruiz-Huerta, Saborido y Cedrún

    La presentación del curso, que concluye el próximo viernes, ha corrido a cargo del vicepresidente de la Fundación Abogados de Atocha, Francisco Naranjo.

    Jaime Cedrún, secretario general de CCOO de Madrid, ha saludado a ponentes y auditorio, destacando que hay esperanza en el futuro. Cedrún protagonizará la jornada de clausura con la conferencia Alternativas frente a la crisis.

    Por su parte, Javier López, presidente de la Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo y director del curso, ha comenzado con una breve exposición para presentar la jornada de la mañana, que ha contado con dos ponentes de excepción: Alejandro Ruiz-Huerta, sobreviviente de los asesinatos de Atocha y presidente de la Fundación Abogados de Atocha; y Eduardo Saborido, detenido y encausado en el Proceso 1001 y director de la Fundación de Estudios Sindicales de CCOO de Andalucía.

    López ha explicado que se podía haber organizado un curso sobre lo que nos preocupa: crisis, desempleo, reformas?, pero esta tarea la viene abordando el sindicato día a día. En este sentido, ha argumentado que en la crisis que padecemos hay algo que subyace, y es la crisis de valores, de ética, de identidad de país. Y ha explicado cómo desde la memoria se puede entender lo que está ocurriendo en estos momentos.

    Refiriéndose a personas como los ponentes, ha asegurado que hubo gentes que, desde la renuncia a la violencia, abrieron las puertas a las libertades. En su opinión, personas como los protagonistas del Proceso 1001, en 1972 detenidos por ser "delincuentes por convicción?, hoy serían calificados de "terroristas?, tal como son calificados los presos políticos.

    Ha concluido López proclamando que personas como Ruiz Huerta o Saborido "son las voces del presente y no hay futuro sin tomar en cuenta el presente que tenemos?.