Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo | 16 abril 2024.

  • Actividades
  • Cursos de Verano El Escorial
  • Archivo

Para encontrar la salida a la crisis, la ciudadanía debe implicarse más

    La jornada de tarde dio lugar a debatir sobre los aspectos generales de la crisis en la mesa redonda compartida por Manuela Carmena, Manuel Aguilar, ponentes de la mañana con Fernándo Lezcano, secretario de Organización y Comunicación de la CS de CCOO

    18/07/2013.

    Manuel Aguilar puso encima de la mesa el tema de la ciudadanía desde la perspectiva de que hoy día los políticos piensan que "el poder es mío?, olvidando la necesaria conexión con la ciudadanía.
    Manuela Carmena partió de una serie de reflexiones como que vivimos una crisis con una limitación a los derechos sociales; hay un incremento del sufrimiento social; existe una falta de apoyo socialmente para procurar la ayuda; desde la izquierda se hacen cosas que nos perjudican por considerarlas que nos las tienen que facilitar la gestión pública como el voluntariado en la gestión: Una última reflexión explica que hay un gran sufrimiento entre los que tienen trabajo y los que no lo tienen, con un derrumbamiento total de la estructura, por lo que "habrá que buscar otra estructura porque el modelo no funciona?. Carmena indicó que "hay que conseguir que haya redes que trabajen y ayuden a los que no tienen trabajo, no se trata de hacer las tareas del Estado, sino de poner en conjunto nuestros derechos y unirnos para hacer una nueva estructura juntos?.

    Carmena afirma que "la gente quiere soluciones?.

    Fernando Lezcano, arrancó con cuatro grandes afirmaciones, la primera es que estamos ante una profunda crisis institucional, y eso lo encontramos en la opinión de la ciudadanía que sitúan a la política como el segundo gran problema de los españoles por detrás sólo del desempleo. Según el CIS, en 1997 el Parlamento ostenta el poder en un 12,7 por ciento, en el año 2010 sólo del 2,6 por ciento; en cuanto al gobierno, en el año 97 representaba el poder en un 50,70, en el año 2010 este poder baja al 26,4 por ciento; en cuanto a los sindicatos, en el 97 teníamos el 8,7 de poder, en el 2010 el 2,1 por ciento.

    Otro dato importante que nos ofrecen los indicadores es que según encuestas realizadas, por primera vez, en unas elecciones políticas, el abstencionismo puede superar al 50 por ciento; otra encuesta indica que los dos partidos mayoritarios nos superan la mayoría absoluta, mostrando una fragmentación política clara.

    Para Lezcano, las movilizaciones son otro indicador importante. Ahí tenemos el movimiento 15M con connotaciones interesantes, y poniendo encima de la mesa la crisis social y la distancia con el poder político.

    Buscando razones a la crisis, vemos que las personas viven los efectos de la crisis en clave de mera supervivencia, y por otro lado, en beneficio de la propia clase política, porque además vemos que la justicia no trata a todos por igual distinguiendo cuna y estatus social, además se trata al ciudadano como si fuera estúpido, mintiéndole una y otra vez, y por si fuera poco se acude a unas elecciones generales con un programa político y se actúa con otro muy distinto.

    Otra certeza que expresó Lezcano es que la crisis política no está provocada por la crisis financiera. La crisis pone en evidencia lo canallesco de los casos de corrupción, "Bárcenas aflora ahora, pero lleva más de 20 años con prácticas más que dudosas, y el anterior tesorero también?, señala Lezcano.
    Desde el inicio de la democracia se han producido 52 reformas laborales.

    Estamos ante una crisis estructural que enfrenta a las élites con la mayoría social y con la consiguiente pérdida de estatus económico. Por lo tanto, hay que recuperar el equilibrio de fuerzas que permitan restablecer y recuperar el estado del bienestar. Para Lezcano hay que "librar las ideas, disputar la hegemonía cultural que está en la derecha, para generar nuevos valores sociales. Solo disputando la batalla de las ideas podremos recuperar la democracia y el derecho social?, concluye