Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo | 20 julio 2024.

#JMTD20: En apoyo del trabajo decente en la cultura

    07/10/2020.

    La Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo quiere sumarse a la 13 Jornada Mundial por el Trabajo Decente (JMTD) que se celebra este 7 de octubre, convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI-ITUC), reivindicando que la decencia del trabajo debe alcanzar también a cuantas personas dedican sus esfuerzos a la creación de cultura en unos momentos en los que la pandemia del coronavirus ha segado numerosos proyectos culturales de creación en todas las ramas artísticas.
    La precariedad y la inseguridad laboral que caracterizan al mundo de la cultura se ha visto intensificado y agravado con la llegada de la pandemia que ha llevado al cierre de teatros, cines, museos, circos, librerías, salas de exposición, espacios de creación, conciertos, danza, eventos, radio, televisión, espectáculos, ferias, congresos, festivales, etc.
    El mundo de la cultura ha sido siempre un gran sector abandonado en la regulación y apoyo a una actividad necesaria que genera empleo e ingresos no sólo para los artistas y creadores, sino para numerosos profesionales que en la imprenta, edición, marketing, publicidad, eventos, espectáculos, transportes, montaje, iluminación, sonido, fotografía, y un largo corolario de empleos y ocupaciones.
    El gobierno ha tardado en escuchar y dar respuesta a las necesidades específicas de un sector cultural que tiene menos peso que el sector turístico, pero que aglutina a cerca de 800.000 personas empleadas con una cualificación media elevada y que en cerca del 70% de los casos son personas asalariadas y el resto autónomos.
    El número de empresas culturales es muy elevado, superando las 120.000 pero el 65% de esas empresas no tienen trabajadores y otro 29% cuenta con menos de 5 trabajadores, lo cual configura un tejido de microempresas con muy poca resistencia frente a la dureza de la crisis sanitaria que se ha desencadenado, afectando al cierre de toda aquella actividad económica que ha sido considerada no esencial, entre ellas toda la actividad cultural.
    Incluso las condiciones en las que la actividad cultural ha recuperado actividad ha sido más restrictiva que otras actividades como salas de apuestas, hostelería, alojamiento, restauración, o turismo, pese al respeto general a la seguridad y a las medidas sanitarias que ha demostrado en eso que se ha llamado desescalada y nueva normalidad.
    La temporalidad, la estacionalidad, la intermitencia y la precariedad son características del sector, lo cual ha producido que el golpe de la pandemia haya sido brutal y haya conducido a las trabajadoras y trabajadores del sector, en el mejor de los casos al ERTE y en el peor de los casos al desempleo, o a la pérdida de la actividad y de todo tipo de ingresos.
    La Fundación Ateneo 1º de Mayo, promovida por CCOO de Madrid, centra sus objetivos en la cultura y en la solidaridad. Por ello hemos intentado mantener la actividad que hemos podido seguir desarrollando a distancia, ya sean charlas, conferencias, certámenes fotográficos, literarios, reconvirtiendo nuestros talleres en sesiones formativas online y hasta los recorridos culturales en paseos virtuales.
    La pandemia ha obligado a poner en marcha nuevas formas y modalidades de actividad cultural, pero si queremos que nuestra cultura, nuestros creadores y sus creaciones sobrevivan tras el duro periodo que estamos viviendo, todas las administraciones, las organizaciones sociales, las empresas, los trabajadores y trabajadoras, tenemos que asumir el compromiso y la obligación, desde nuestras distintas responsabilidades, de ofrecer recursos, medios, espacios y programas específicos de ayuda para asegurar una recuperación de la actividad cultural.
    Cada 7 de octubre constituye un momento anual del movimiento sindical mundial para reivindicar la decencia del empleo. Este año, aún con mayor empeño, la reivindicación del trabajo decente se centra en la reivindicación de un nuevo contrato social que ratifique la salud, la seguridad y los derechos en todos los sectores laborales, entre los que nunca olvidamos el sector de la cultura, del que depende nuestra voluntad, nuestra ilusión, nuestra creatividad y nuestra alegría para afrontar el futuro, imaginar y defender un mundo mejor.

    Madrid 7 de octubre de 2020
    Jornada Mundial por el Trabajo Decente