Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo | 20 julio 2024.

Guadalupe Grande. La poeta de la delicadeza

    04/01/2021.
    Guadalupe Grande Aguirre

    Guadalupe Grande Aguirre

    Delicada su figura, pequeña, delgada, bella. Tan bella que te hace daño mirar su cara de niña, tan huérfana desde 2014, más aún desde 2019. Frágil su estampa. Fuerte, dura en la defensa del poema, del poeta.
    Llegó a nosotros, a la Fundación Ateneo Cultural 1º de Mayo, de forma natural. Pasó por las tertulias de autor, por el jurado del Certamen de Relatos Cortos Meliano Peraile, y se quedó  con Un Camaleón en la Cocina para crear un grupo, cada vez más numeroso, de adeptos/afectos a su forma de entender la creación poética: "escribir es una derrota" nos confesaba en la entrevista que en 2003 le hicimos para la revista de la Tertulia Poética Indio
    Juan, Los que habitamos el Sur. "Escribir es una derrota en la medida en que nunca se alcanza lo que se quiere nombrar. Hay que asumir este fracaso y continuar, sobre todo, continuar ".
    Bien, pues aquí estamos, continuando, como tú querías. Pero danos un momento. Deja que el tiempo del llanto seque nuestra cara, los ojos no, siempre estarán al borde de la lágrima.
    Escribimos, como tú dijiste, "Nunca sé que sé hasta que lo escribo". Así vamos nosotros, nosotras, como vaca  sin cencerro.
    Hoy, recogiendo piedras del camino para labrar tu voz y tu armonía en los golpes de cincel que la palabra grabará en un poema, en tu poema.
    Lupe, nos dueles más que a nadie, como a cada uno de los que te hemos compartido. Nos duele ya, tan pronto este 21 que esperábamos redentor de tanta desdicha. El corazón se rompe, ¿lo sabías? Claro que sí. Literalmente, roto. Te haremos un homenaje, más por nosotros que por ti. Necesitamos el encuentro para iniciar el duelo, necesitamos vernos para buscar en los ojos del otro, de la otra, tu mirada brillante, adivinar la idea que ronda tu cabeza para desbaratar esta simple nota que te escribo. Quizás bastaba decir: leed el artículo de Manuel Rico, ahí está todo. Leed los libros de Lupe, ahí está todo lo que nos pudo decir y escuchad, escuchad su voz porque ahí está el delicado acento de la palabra escrita para el
    porvenir.
    Guadalupe, no pretendías engañarnos, en tu último mensaje del 31 de diciembre, pero la vida nos mintió y te mintió: "Queridas, queridos: estoy huída pero no en fuga y os envío una suerte de sortilegio para que el 21 sea, cuando menos, amable. Un inmenso abrazo". Sí estás en fuga y no nos lo creemos y el 21 ya no puede ser amable, no pensaba darnos tregua desde el primer momento.

    Me despido Lupe, hoy buscaré una piedra, un canto rodado para ti.

    Manuela Temporelli
    Alumna del Taller Un camaleón en la cocina.

    PÓRTICO
    ¿Será hacia esa luz?, vivir es ver volver, entonces el regreso,
    regresar para vivir,
    retornar con la pupila de otros días a la mirada de hoy,
    como regresan las plantas a la luz, como retorna la hoja a la raíz,
    como llega la semilla al fruto de su íntima voluntad.
     
    Todos se han ido y sólo queda regresar.
     
    No es el baile de la memoria, no son los pasos del recuerdo,
    no es la sombra de lo que ya no está,
     
    es la luz en la que sólo acontece el regreso-
     
    Te veo volver.
     
    Guadalupe Grande
    Fragmento de Pórtico. Hotel para erizos.